Dolce & Gabbana presentó una colección muy barroca en la que los tonos dorados, los negros, los tules, las transparencias y las blondas cubrieron toda la pasarela. Una colección llena de brocados que nos transportó a la Rusia de los zares.


Anuncios