Los vestidos asimétricos son otra de las tendencias del 2012, cortos por delante y largos por detrás, en colores lisos o estampados y en una gran diversidad de tejidos. El largo del vestido puede variar al igual que las formar de combinarlos, con sandalias planas, tacones, botines, todo depende del uso que le vayamos a dar. La propuesta de hoy es la de un vestido irregular con sandalias planas perfectas para toda una tarde de compras por la ciudad, porque la comodidad y el glamour no están reñidos.
Vestido: Top Shop (60 €)
Bolso: Tod’s (1.150 €)
Esmalte de uñas: Dior Pourpre Revolution
Sandalias planas: Valentino (590 €)
Collar: Vionnet (530 €)
Gafas de sol: Ray-Ban (110 €)

* precios orientativos