La diseñadora Rosa Clará presentó en la Barcelona Bridal Week 2013 una colección en la que los protagonistas fueron los tonos pastel: rosa, verde aguamarina, azul cielo y blanco.
Se pudieron ver elegantes y femeninos vestidos con faldas con mucho volumen, aplicaciones de tul, tejidos de fantasía, y flores bordadas de organza, vestidos de líneas rectas en raso y combinados con flores y plumas y otros de líneas más vaporosas con tejidos realizados en gasa, tul de seda y con efectos plisados para proporcionar un elegante movimiento.
Una colección, como siempre, espectacular.