Raf Simons, el diseñador belga que sustituye a John Galliano presentó la colección “Haute Couture” en un escenario espectacular decorado por millones de flores, una de las “obsesiones” de Christian Dior.
La propuesta más destacada del show fue el “New Look”, seguida por la nueva versión del “Miss Dior dress” o el vestido “Esther” en tul y con bordados de terciopelo (el anterior era el diseño de la colección Dior Alta Costura Otoño-Invierno 1952-1953).
La casa Dior apuestó por una silueta femenina con cinturas muy definidas y hombros despejados -ya sea a través de faldas lápiz o con amplios volúmenes- prendas de líneas sencillas que se alejan de la opulencia y la exuberancia a la que nos tenía acostumbrados el maestro Galliano.