En la París Fashion Week, Balenciaga sorprendió con esta colección un tanto geométrica. Peplums, faldas con volantes en cascada por delante, laterales y tops con formas geométricas centraron el desfile. Prendas de talles elevados, muchos estampados pero con una sencilla paleta cromática: blanco, negro, azul y beis. Como complementos calzado con cordones y bolsos de mano.

Anuncios